Alta posicionamiento en buscadores y directorios el rincón del güe: Esclavos de la Publicidad...

09 marzo 2007

Esclavos de la Publicidad...

Como receptor de la publicidad y amante de la buena, que es poca, uno se plantea hasta que punto, la publicidad en general, sin adentrarse en ningún producto o servicio, puede ser buena. Ya no sólo para el bosillo, por el efecto consumista que provoca en la gente, sino para la salud mental.
La publicidad podría manipular la forma de pensar de las personas, a través de la persuasión, un arma poderosa para sugestionar y finalmente atraer la atención del comprador.

Y hablando de persuasión, llama la atención los nuevos anuncios de ciertas marcas de coches que introducen un elemento nuevo en el escenario; peluches, muñecos, coches teledirigidos....Todos estos elementos pretenden cautivar la atención de los más pequeños de la casa, pequeños que cada vez tiene más influencia en la decisión de los objetos de los mayores. Así, un coche, objeto del marketing, en el que aparezcan peluches y muñecos, será presa fácil de la mirada de estos devoradores de televisión.

Aquí podeis ver uno de los anuncios a los que me refería.

¿Engañosa?.... La publicidad manipula, distorsiona la realidad de las cosas, haciéndonos ver que es real y a veces natural lo que vemos. Crea iconos de belleza irreal, "Distorsión de la Realidad", pretende imponer hábitos, estilos... con los correspondientes efectos secundarios en conductas... alimentarias, de belleza, comportamiento, etc.....

Existen diversos estudios acerca de los efectos que provoca la publicidad en la mente de las personas. Principalmente afecta al sistema límbico "el cerebro emocional ", es aquí donde se procesan las distintas emociones y el hombre experimenta penas, angustias y alegrías intensas...

............

"No sabemos lo que nos pasa y eso es lo que pasa"
(Ortega y Gasset)

5 comentarios:

marcuss dijo...

No m digas eso güe,q pna,al final las multinacionales van a dominar a las prsonas.

Jovecovik dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jovecovik dijo...

No discuto la calidad artística de algunos trabajos publicitarios, pero debemos controlar de forma efectiva la publicidad indiscriminada que se dirige a niños pequeños. No sólo debemos hacer eso,claro está que la publicidad no tiene la culpa de todo.

Güe dijo...

Tienes toda la razón.En cuanto a que la publicidad no es la única culpable en todo esto, me imagino que te referirás a los contenidos de la TV, y sobre todo a la permisividad que le dan los padres a sus hijos para tener Buffet Libre de TV.

Gracias por tu comentario.

Un saludo,

ÉonoÉ dijo...

Un tanto apocalíptico Güe, aunque estoy de acuerdo "moderadamente": Está claro que la publicidad ejerce mucha influencia, pero existen unos organismos que vigilan y censuran contenidos (el último el polémico anuncio de DolceGabanna). Pero más peligrosa es la publicidad encubierta, los roles que nos venden los programas televisivos, las series o las películas.